Extrañas supersticiones para ganar la lotería

Miles de millones de personas en todo el mundo son supersticiosas. Según una serie de encuestas realizadas por Gallup, una cuarta parte de los adultos en los EE.UU. reconocen tener ciertas prácticas o creencias supersticiosas, pero además, las tendencias recientes revelan que las personas más jóvenes son más propensas a adoptar ciertos rituales u objetos para la buena suerte, que los adultos mayores. De hecho, según un estudio de la Western Washington University, aproximadamente el 56% de los estudiantes de EE.UU. confía en los amuletos de la buena suerte para un mejor rendimiento académico.


Pero cuando hablamos de ganar la lotería, uno de los sueños más comunes y deseados en todo el mundo, tampoco es nada raro observar como los jugadores tienden a repetir curiosas conductas, a echar mano de números de la suerte o adoptar amuletos que los acerque a obtener el tan preciado premio mayor. Las supersticiones forman parte del imaginario colectivo y muchos creen en su poder.

boleto de lotería no reclamado

¿Quién no ha guardado el boleto en un lugar especial para que le de suerte, o ha deseado ganar la lotería mientras soplaba las velas de su cumpleaños o, incluso, ha comprado rápidamente un boleto luego de soñar con ciertos números?

Son muchos los rituales que se suelen llevar a cabo a fin de sacar una sonrisa a la suerte. Y es que son muchas las supersticiones que circulan en torno a las loterías. Y aunque a quienes podrían burlarse de estos hechos, en realidad la ciencia psicológica puede explicar los comportamientos derivados de la superstición.

Los psicólogos de la Universidad Estatal de Kansas dicen que detrás de las supersticiones se encuentra el deseo primordial de tratar de controlar nuestro destino. Las personas a menudo usan las supersticiones para tratar de lograr un resultado deseado o para ayudar a aliviar la ansiedad. Entonces, si bien la superstición no podrá alterar el resultado de un sorteo de lotería, por ejemplo, sí podrá influir en la selección de nuestros números e incluso podría darnos una cuota extra de autoconfianza como beneficio emocional.

Según el artículo “Supersticiones: un comportamiento humano transmitido culturalmente”, publicado en el International Journal of Psychology and Behavioral Sciences, 2018: “la superstición tiene sus raíces en la juventud de nuestra especie cuando la supervivencia de nuestros antepasados se veía amenazada por los depredadores u otras fuerzas naturales. Como resultado, las supersticiones han evolucionado para producir una falsa sensación de tener control sobre las condiciones externas y reducir la ansiedad. Pero, de manera positiva, al aliviar la ansiedad, las supersticiones pueden mejorar objetivamente el rendimiento”.


Y aunque la superstición no se basa en juicios científicos, existe y ha existido en casi todas las culturas humanas. Muchas provienen de algunas de las antiguas tradiciones y hábitos que han resistido la prueba del tiempo, que se han practicado durante muchos años en el pasado y nos acompañan hasta nuestros días. Algunas tuvieron sus inicios en las religiones antiguas, en las culturas, costumbres, ideas y ritos del pasado.

Los egipcios ya usaban amuletos para atraer la buena fortuna en el amor, incluso los romanos introducían frutos de acebo bajo su almohada para que sus problemas maritales se solucionaran rápidamente. Los animales como los caballos, lagartijas o plantas como la mandrágora o el muérdago siempre han sido considerados símbolos de la buena fortuna.

¿Y qué hay de las supersticiones a la hora de jugar a la lotería? Existen muchas prácticas que llevamos a cabo al momento de seleccionar nuestros números de lotería porque, finalmente, no es tan fácil elegir aquello que podría cambiar nuestra vida por completo. En ocasiones, lo que ha funcionado para un jugador es copiado por otros, por lo que las supersticiones evolucionan y se desarrollan a lo largo de los años, convirtiéndose ciertas prácticas en hábitos de juego.

boleto de lotería no reclamado

Echemos un vistazo a las supersticiones más difundidas y extravagantes a las que acuden los jugadores de lotería antes, durante y luego de la compra de su boleto:

1. Los números de la suerte

El número 13

Los jugadores de lotería tienen sus propios rituales y creencias al momento de seleccionar sus números de la suerte. El trece es uno de los números más polémicos dentro de la cultura popular y de la numerología ya que se asocia por lo general a la mala suerte, sin embargo, tiene muchos significados según las distintas culturas y religiones. Hay quienes creen que el número 13 tiene un significado negativo, y que está asociado con desgracia, razón por la cual debe evitarse. Otros, sin embargo, creen que trae suerte.

Todos conocemos la superstición acerca del “viernes 13” (o “martes 13” en Latinoamérica) como un día nefasto. Esta creencia podría tener su origen en La Última Cena, en la que Cristo anuncia a sus Doce Apóstoles su inminente crucifixión debido a la traición de uno de ellos. Desde entonces, muchas son las supersticiones, manías o ritos ligados a este número.

Sin embargo, no todo está perdido para el 13. El 43% de los franceses cree que el 13 es un número de la suerte. ¡Incluso el Loto de Francia realiza un sorteo especial cada viernes 13! En China, el trece es considerado un número de la buena fortuna, ya que su pronunciación (“shisan”) suena muy similar a la palabra “shēngzhǎng”, la cual significa “prosperidad” o “crecimiento asegurado”. En la mitología nórdica antigua, el viernes 13 era considerado afortunado, ya que era el día con el que se identificaba a la diosa de la fertilidad Freya y el 13 fue considerado su número de la suerte. En el judaísmo, el 13 también es considerado un número de buena fortuna.

El número 7

En muchas culturas alrededor del mundo, el siete es considerado un número de la suerte y goza de una larga historia de asociaciones positivas. Hay siete días en la semana, siete colores en el arcoíris, siete continentes, siete maravillas del mundo y hay siete pecados capitales. También existe una fuerte conexión entre el número siete y las diferentes religiones.

En un sugestivo artículo publicado por Alex Bellos en el sitio Scientific American, el autor se propone descubrir el número favorito del planeta, a través de más de 30.000 encuestas, llegando a la conclusión de que el número 7 es el más amado del mundo. Científicos y matemáticos también creen que hay algunas propiedades interesantes en este número que lo hacen especialmente atractivo.

Si bien el número 7 no ha aparecido en los resultados de los premios mayores más grandes de las loterías, el 7 ha estado presente como un símbolo de fortuna, autoridad y riqueza en el argot de los jugadores de loterías de todo el mundo, convirtiéndose en uno de los números de la suerte favoritos para muchos jugadores.

El número 8

Desde siempre el número 8 ha sido considerado por la cultura china como un número mágico que simboliza la buena fortuna, la buena suerte, y es su número predilecto en sus boletos de lotería. Esto es así porque, aparte de esconder el símbolo del infinito en su silueta, en el idioma mandarín el número 8 suena como “ba” y es muy parecido a cómo se pronuncia “enriquecimiento”.


Otros números de la suerte

Para algunos jugadores, mantenerse fieles al mismo número de lotería es esencial. El miedo a que toque el día que no lo compren les atormenta y prefieren cumplir a raja tabla con la superstición. Muchas personas, suelen usar fechas de cumpleaños o de aniversarios, propios o de sus seres queridos, dado que son días especiales en la vida de cualquier persona y simbolizan la buena fortuna y la felicidad.

Otros, sin embargo, prefieren escoger sus números de acuerdo a extraños hábitos tales como: reponer gasolina y usar los números del precio y los litros de combustible; jugar a los números de una galleta de la fortuna; mirar el reloj y jugar a la hora actual al llenar el boleto; jugar a los números de su temperatura o su presión arterial; apostar por los números de la camiseta de sus atletas favoritos; si hay una luna azul (una segunda luna llena en un mes), comprar un boleto adicional; jugar a la dirección del vendedor de lotería; probar con el número de placa o número de identificación de su vehículo o pedirle a una novia en una boda que escoja los números por usted, pues ellas se consideran afortunadas. Las fechas de eventos importantes a nivel social o político, como una gran victoria deportiva, la muerte de un personaje famoso, la elección de un nuevo Papa o algún momento histórico, también suelen usarse para escoger los números de la lotería.

Muchos jugadores también verifican los números calientes y fríos de la lotería a la que desean jugar antes de escoger los números. Para ello, se analiza la frecuencia con que se extraen los números de lotería y, mientras que los números fríos rara vez salen sorteados, los números calientes aparecen en muchos sorteos ganadores. Algunos jugadores elegirían sus números en función de estas tendencias, apostando a que si un número ha sido sorteado más a menudo en el pasado continuará saliendo en el futuro o, por lo contrario, elegirán jugar a números fríos con la idea de que debido a que estos no se han sorteado con mucha frecuencia en el pasado, la probabilidad de que salgan en el futuro es mayor.

Hay quienes incluso deciden visitar a un vidente o adivino para que les lea su fortuna y para obtener los números que necesita para ganar el premio mayor de la lotería.

boleto de lotería no reclamado

2. Los amuletos de la buena fortuna

También son muchos los jugadores que son fieles a ciertos amuletos u objetos de la suerte. Y si bien estos pueden variar alrededor del mundo, el deseo de atraer a la buena fortuna es siempre el mismo en todos lados. Hay quienes llevan una moneda en su zapato, o bien un alfiler en la chaqueta durante los días claves del sorteo o cuelgan un herradura en la entrada de su casa. En Navidad, durante el sorteo, algunos no salen de casa sin llevar consigo una llave antigua de hierro en el bolso para atraer a la buena suerte. Una rama de perejil, una vela amarilla, una pata de conejo, una cita blanca o azul o vestir ropa de color rojo, son todos ellos sinónimos de buena ventura para algunos.

Uno de los amuletos preferidos por muchos es el trébol de cuatro hojas. La suerte atribuida a los tréboles de cuatro hojas merece una atención especial. Se dice que este atrae a la buena suerte en los puntos más importantes de la vida: la salud, el amor, el dinero y la prosperidad, y por ello, cada una de las hojas se relaciona con uno de estos aspectos.

Pero, más allá de que siempre se ha asociado al trébol de cuatro hojas con la buena suerte, no se tiene certeza absoluta sobre su origen. Lo que sí se sabe, es que incluso los egipcios ya lo tenían incorporado dentro de su cultura, así como también los mayas, por lo que se puede deducir que tiene miles de años de historia. No obstante, se cree que esta superstición procede principalmente de leyendas de tradición irlandesa. Los antiguos celtas creían que el trébol de cuatro hojas era un amuleto poderoso contra los malos espíritus.

Lo cierto es que a día de hoy, muchos jugadores de lotería siguen guardando la representación de un trébol de cuatro hojas con la creencia de que éste protege el amor y atrae la riqueza y la suerte en los juegos del azar.

boleto de lotería no reclamado

3. La interpretación de los sueños

El significado de los números de la lotería según la interpretación de los sueños es un tema que interesa en particular a los amantes de la lotería. Es muy usual en diversos países de Latinoamérica que se le asigne un número a los elementos más repetidos en los sueños y es frecuente ver listados colgados en los puntos de venta que detallan la asignación numérica correspondiente a cada cosa.

Muchas personas, luego de soñar con ciertos números, suelen incluirlos en sus boletos de lotería. Usar números o información de un sueño es una costumbre muy frecuente. De hecho, hay muchísimas interpretaciones de los sueños que se asocian con la buena fortuna. Hay quienes creen que soñar con un toro significa que ese día tendrá mucha suerte y otros que soñar con fuego puede atraer a los premios, sobre todo si se despierta uno en mitad de la pesadilla. Los que creen en estas supersticiones, no dudarán en salir esa misma mañana a comprar el boleto de lotería que parece traer buenos augurios.

4. Las supersticiones a la hora de comprar el boleto y después de obtenerlo

Pares e impares

Hay personas que tienen una serie de rituales que marcan la compra del boleto: elegir el día del mes en que jugará, según sea par o impar. Si hay una gran cola para comprar el boleto y es un día par, ponerse a la derecha de la fila, si es un día impar, a la izquierda. En la cultura china este concepto es fundamental. Ellos creen en la idea del "Yin" y "Yang". Yin son números pares que pertenecen a los humanos, mientras que Yang son números impares que pertenecen a los dioses. Por lo tanto, según su creencia, seleccionar solo números Yin (pares) en su compra, enojaría a los dioses.

boleto de lotería no reclamado

Derecha o izquierda

Otros jugadores otorgan mucho valor a las nociones de derecha e izquierda, como ingresar a la tienda para comprar su boleto con el pie izquierdo. Sin embargo, esto no es aplicable cuando se trata de recibir el boleto por parte del vendedor. Durante la entrega del boleto, tradicionalmente, se prefiere que el vendedor entregue el boleto usando su mano derecha.

Frotar el boleto

Hay quienes creen que frotar el boleto por el vientre de una embarazada, de un calvo, en la espalda de un jorobado o en el lomo de un gato, puede llamar a la suerte. Y a pesar de que el gato negro suele ser símbolo de mala suerte, se dice que pasar un billete por su lomo también funciona.

Tocar madera y cruzar los dedos

Es habitual encontrar personas que tocan algún objeto de madera mientras seleccionan los números o que cruzan los dedos para obtener buena suerte. Los druidas creían que los espíritus habitaban dentro de los árboles, así que tocaban madera para convocar a los espíritus. La tradición de cruzar los dedos deriva probablemente de la cruz cristiana como referencia.

Administraciones / Agencias ganadoras

Comprar el boleto en agencias afortunadas, es decir, en las cuales ha caído anteriormente un gran premio, figura dentro de la amplísima gama de supersticiones que estamos dispuestos a asumir con tal de ver sonreír a la fortuna, y es la misma que convierte a los puntos de venta de boletos ganadores en zonas de verdadera peregrinación. Si una agencia de lotería ha tenido la dicha de haber vendido uno o varios boletos ganadores de grandes loterías como el Powerball o el Mega Millions, su reputación estará por las nubes y habrá muchos jugadores que viajaran especialmente a esa tienda para comprar su boleto. Es el caso de la Administración Doña Manolita de Madrid, una de las administraciones más famosa de España y la favorita para comprar la Lotería de Navidad.

Lo mismo sucede con los sitios de venta online de boletos de lotería. Aquellos que han tenido grandes ganadores a través de sus plataformas, suelen ganar en reputación y clientes. Es el caso del servicio líder en venta de boletos oficiales de las loterías más famosas del mundo, thelotter, que cuenta con más de 5 millones de usuarios ganadores hasta la fecha y un total de más de 130 millones de dólares pagados en premios de lotería, incluyendo la gran victoria de Aura D. de Panamá, que ganó un formidable premio de $30 millones con theLotter.

Ganar la lotería se reduce al azar. No tenemos pruebas de que podamos aumentar nuestra suerte con la superstición, sin embargo, un amplio porcentaje de personas en todo el mundo cree que los amuletos, los números de la suerte y ciertos rituales de juego pueden ayudarlos a ganar la lotería, entonces ¿realmente funcionan?

No lo sabemos, pero, entretanto, no tiene nada de malo divertirse con las muchísimas supersticiones que existen para las loterías, tener un poco de fe y esperar a que algún día nos toque el premio mayor más grande de la historia.