Historias de terror de ganadores de lotería: ¡No copiar sus malos hábitos!

Ganar un premio mayor de lotería es un evento que cambia la vida. Si tuvo la suerte de ganar, es posible que inmediatamente se sienta inclinado a gastar su dinero en una nueva casa, viajes y artículos de lujo. Pero el consejo más importante que puede recibir es planificar cuidadosamente, con la ayuda de asesores profesionales, cómo gastar y, lo que es más importante, ahorrar su dinero. Desafortunadamente, este consejo no siempre se sigue. Como se puede ver en las siguientes historias de terror de ganadores de lotería, las ganancias del premio mayor del Powerball o del EuroMillones pueden desaparecer tan rápido como han llegado.


Nuestra opinión: ¡No haga lo que hicieron estos ganadores de la lotería!

Robos, drogas, asesinato, deudas de juego y un terrible incendio

Jack Whittaker

Esta historia está tan llena de tragedias increíbles que es difícil creer que sea verdad. El exitoso empresario Andrew Jackson "Jack" Whittaker ganó un premio mayor de Powerball de $324,9 millones en 2002. Después de que prometió donar el 10% de sus ganancias a organizaciones benéficas cristianas, la vida de Whittaker dio un giro inesperado. En agosto de 2003, unos ladrones irrumpieron en su coche y robaron 545.000 dólares en efectivo. ¿Por qué Whittaker llevaba tanto dinero? "Porque puedo", fue su respuesta.

En septiembre de 2004, el novio de 18 años de la nieta de Whittaker fue encontrado muerto de una sobredosis en la casa de Whittaker. Solo tres meses después, el cuerpo de la nieta fue encontrado envuelto en una lona de plástico, tirado detrás de una camioneta. La causa de la muerte figuraba como "indeterminada".

Whittaker fue demandado por entregar cheques sin fondos por valor de $1,5 millones cuando trató de pagar sus deudas de juego en el casino Caesars Atlantic City. En julio de 2009, la hija de Whittaker murió en lo que parece ser una muerte relacionada con las drogas. En diciembre de 2016, se produjo un incendio en la casa de Whittaker en Virginia. La casa qued'o en un estado de pérdida total. Whittaker dijo que su casa no estaba asegurada. No hace falta decir que Whittaker estaba totalmente arruinado para ese momento.

Whittaker murió el 27 de junio de 2020. Su obituario señaló que "disfrutó ayudando a los necesitados, bailando y pasando tiempo con su familia y amigos". Sin embargo, los informes de los medios recordaron a los lectores que "su buena suerte dio un giro trágico después de ganar la lotería".

Nuestra opinión: No estamos seguros de cómo Whittaker pudo haber evitado su desgracia, pero si gana premios de lotería en línea con nosotros, sus fondos estarán seguros y podrá retirarlos en cualquier momento. ¡No hace falta que deje el dinero en su coche!


Usó su premio mayor para pagar la fianza de su novio 3 veces

Historias de horror Marie Holmes

Desde que ganó un premio mayor de $ 188 millones en Powerball en febrero de 2015, Marie Holmes, madre de cuatro hijos de Shallotte, Carolina del Norte, ha tenido que rescatar a su novio traficante de heroína, Lamarr McDow, de 31 años, ¡tres veces! Ella pagó su fianza de $3 millones en marzo de 2015, una fianza de $6 millones en agosto y, el día de Año Nuevo, desembolsó $12 millones para sacar nuevamente a McDow de la cárcel. Además, Holmes ha pagado $1.470.000 en honorarios de fiadores, ¡dinero que nunca recuperará!

Nuestra opinión: Entendemos que Marie realmente ama a su novio, pero si sigue siendo encarcelado, tal vez debería pensar detenidamente en su relación.

En tres años perdió su dinero ¡y su vida!

Abraham Shakespeare

El jornalero Abraham Shakespeare, que tenía un largo historial criminal, ganó un premio mayor de la Lotería de la Florida de $30 millones en 2006. Shakespeare regaló la mayor parte de su dinero y un amigo, DeeDee Moore, se ofreció como voluntario para ayudar a administrar lo que quedaba. Poco después, Shakespeare desapareció. Su cuerpo fue descubierto debajo de una losa de cemento, con dos agujeros de bala en el pecho. Moore fue declarado culpable de asesinato en primer grado.

Nuestra opinión: es genial regalar su dinero a familiares y amigos, ¡pero tenga cuidado cuando alguien se ofrece como voluntario para administrar su patrimonio!


Jay perdió $35 millones en una competencia de lucha femenina

lucha libre

De la pobreza a la riqueza y viceversa. Eso resume la experiencia de Jonathan “Jay” Vargas, de 19 años, que ganó 35,3 millones de dólares jugando al Powerball en 2008. ¿Y qué hizo Jay con su nueva riqueza? Bueno, él comenzó un negocio de lucha libre exclusivamente femenina bajo el nombre de "Wrestlicious". Las luchadoras iban vestidas con reveladores bikinis. Después de apenas un año de transmisiones en horario estelar, Wrestlicious fue cancelado, lo que supuestamente envió a Jay Vargas al borde del abismo: estaba completamente en bancarrota.

Nuestra opinión: si gana un premio mayor, debe contratar a un equipo de asesores profesionales para que lo oriente. Entrar en el negocio de la lucha libre femenina no parece un buen consejo.

Michael gastó su premio mayor en mujeres, juegos de azar y crack

Michael Carroll probablemente nos proporcione el mejor ejemplo de lo que no se debe hacer cuando se gana la lotería. En 2002, cuando tenía 19 años y trabajaba como recogedor de basura, Michael ganó la suma de £9 millones (unos $14,4 millones). En 2003, los tabloides británicos informaron sobre el comportamiento del ganador imprudente al que llamaban el "Lotto Lout". Michael tenía un gasto de cocaína y crack de $3.000 al día, sin mencionar su gasto salvaje en prostitutas y juegos de azar. Para 2009, Michael se detuvo y se quedó sin dinero. Ahora empaca galletas en una fábrica escocesa por unos 300 dólares a la semana, pero dice que está feliz: "Tengo una nueva oportunidad, hubiera muerto en poco tiempo si hubiera seguido ese estilo de vida de beber y consumir drogas".

Nuestra opinión: ¡No siga su ejemplo! Alejarse de los malos hábitos puede salvarle la vida.

¿Utilizará sabiamente sus ganancias de lotería?

Ahora ya sabe qué han hecho con su dinero algunos ganadores de la lotería, muchos de los cuales pasaron de pobres a ricos luego de convertirse en ganadores de la lotería. Mientras algunos de ellos invirtieron sabiamente sus ganancias, otros terminaron peor que antes. No hay sustituto para un asesoramiento financiero sólido y es por eso que le recomendamos encarecidamente que contrate a un contador calificado y un asesor legal si tiene la suerte de ganar un importante premio, para saber qué hacer si gana la lotería.

Esperamos que las historias anteriores de ganadores que desperdiciaron sus ganancias le sirvan como una advertencia severa. ¡No repita estas historias de terror sobre la lotería! ¡Buena suerte!