La suerte llama a la puerta de una familia noruega tres veces | theLotter
 
 
 

La suerte llama a la puerta de una familia noruega tres veces

29 sep. 2012

Los Oksnes de Noruega viven una racha de buena suerte en la lotería cada vez que hay un nacimiento en la familia, trayendo nueva vida - y millones de coronas - desde el hospital a la casa.

El hecho de que los hijos son la mayor bendición es un sentimiento común. El vínculo entre bebés y rachas de buena suerte le sucede a la madre noruega Hege Jeanette Oksnes, quien dio a luz a cada uno de sus tres hijos justo antes o mientras su familia ganaba importantes loterías.

Oksnes, una camarera en una estación de servicios de 29 años, tiene tres hijos cuya entrada al mundo parece estar relacionada con el número ganador de la lotería nacional noruega. Oksnes es oriunda de la isla de Austevoll en la costa oeste de Noruega y la noticia de sus partos acompañados por premios de lotería hace que los lugareños vean la procreación de una manera diferente.

"Esto es completamente loco... ni siquiera jugamos tan a menudo a la lotería", comentó Oksnes el fin de semana pasado, luego de que la familia recogiera un premio de 12,2 millones de coronas ($2,12 millones), el tercer premio en tan sólo seis años.

Oksnes tuvo su primer bebé en 2006 y el emocionante evento fue seguido por el premio de lotería que ganó su padre por un valor de 4,2 millones de coronas.

Tres años después, Oksnes tenía un boleto ganador y cobró 8,2 millones de coronas un día antes de que naciera su segundo hijo.

El fin de semana del 22 de septiembre, el hermano de Oksnes ganó la lotería nacional, mientras Oksnes amamantaba a su bebé de tres meses en su casa.

Oksnes informó que no se necesitan más nacimientos para asegurar la fortuna de la familia. "Mi marido cree que ya tenemos suficiente dinero", aseguró a los periodistas.

Luego de tres hijos y varios millones de coronas, Oksnes ha disfrutado de su fortuna familiar con nuevos coches y viajes, pero actualmente está buscando la propiedad perfecta que albergue a su familia en crecimiento.